El sector vacuno andaluz denuncia la situación crítica de las explotaciones lecheras de Andalucía

UPA Andalucía, COAG Andalucía, Alba Ganaderos S. Coop. And. y Cooperativas Agro-alimentarias de Granada, denuncian que, ciertas industrias lácteas, están abocando a la ruina a las explotaciones ganaderas de leche de Andalucía.


27 de enero de 2021.- Las organizaciones agrarias andaluzas, UPA y COAG, Cooperativas Agro-alimentarias de Granada y ALBA Ganaderos S. Coop. And, manifiestan su preocupación por la situación de las explotaciones ganaderas de leche.


Por un lado, los ganaderos y ganaderas están haciendo frente a importantes incrementos en los gastos de producción. Así, el coste de la energía, que es imprescindible para las salas de ordeño o la refrigeración de la leche en los tanques, ha sufrido un aumento del 25-30%. Por su parte, los piensos, que pueden llegar a representar entre un 60-70% de los costes totales, también han experimentado subidas de entre 20-30€/tonelada.


Si al incremento en el gasto de los insumos, añadimos que el precio percibido por los animales que se venden para carne ha descendido entre 0,40-1€/kg, nos encontramos con un panorama muy preocupante para la viabilidad de las ganaderías.


Pese a esta situación, incluso durante esta pandemia en la que los productores lácteos han estado al pie del cañón para que no hubiera desabastecimiento en los mercados, ciertas Industrias lácteas, están aprovechando para bajar aún más el precio de la leche y, en el mejor de los casos, mantenerlo. Estas condiciones son inasumibles para los ganaderos y ganaderas, puesto que con los precios presentados no pueden hacer frente a los incrementos de los costes de producción. Por otra parte, no tienen margen para la modificación de las cotizaciones que perciben, puesto que muchos de los contratos son a precio fijo por periodos de un año.


Ante este panorama, desde las organizaciones, hemos hecho un llamamiento para denunciar que los contratos que están ofreciendo estas industrias lácteas, están fuera de lo que marca la Ley de Cadena Alimentaria, al no cubrir el coste efectivo de producción y estar provocando destrucción del valor en el primer eslabón de la cadena. Consideramos necesario que todas las industrias lácteas cumplan con lo que exige la Ley, y tengan a bien tener en cuenta estos costes, para elaborar los presupuestos de compra de la leche que necesitan, evitando así llevar a la ruina y a la desaparición a los productores.


Ponemos en valor esta Ley, en vigor desde 2013, y modificada por el Real Decreto-ley 5/2020, de 25 de febrero, por el que se adoptan medidas urgentes en materia de agricultura y alimentación, siendo a priori, una conquista histórica de los agricultores y ganaderos españoles. Su objetivo es devolver a la cadena alimentaria el equilibrio perdido tras muchos años de malas prácticas, entrando en vigor a finales de 2020. Puede ser una herramienta válida para establecer unos “precios justos” en todos los eslabones de producción, desde el campo, hasta el lineal de la distribución.


Instamos a nuestro Ministerio de Agricultura, artífice de la modificación de la misma, tras las reiteradas manifestaciones de agricultores y ganaderos, y a nuestro señor Ministro, a que perseveren en la publicación oficial de unos costes efectivos de producción dinámicos en función de la evolución de precios de las materias primas en los mercados, así como, que se establezcan todos los controles necesarios para hacer cumplir la ley en cada uno de sus eslabones.


Ante la gravedad de la situación, solicitamos, del mismo modo, a la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible que convoque la Mesa de la Leche de Andalucía, en pausa desde hace más de dos años, para poder debatir estos temas de especial relevancia para este sector.



191 vistas0 comentarios